Carnaval de Venecia.

 

tradicion

 

 

 

 

El Carnaval de Venecia es único en el mundo y su tradición se remonta al siglo XI, aunque no se declaró festividad pública hasta dos siglos después.

l Carnaval de Venecia alcanzó su máximo apogeo en el siglo XVIII, época en la que acudían a la festividad algunos aristócratas llegados de lugares muy diversos, y lo más normal era que los príncipes y nobles se escaparan a disfrutar del acontecimiento.

Durante siglos fue la vía de escape de los ciudadanos para evadirse del gran control del gobierno veneciano. Con la ocupación de Venecia por el ejército de Napoleón el Carnaval quedó prohibido por miedo a que se generaran conspiraciones. El Carnaval se recuperó en 1979.

El Carnaval es totalmente distinto a la imagen española, y mucho más a la brasileña. Durante los 10 días que dura, la gente se disfraza y sale a la calle a pasear y a hacerse fotos, ya sea en desfiles organizados, o improvisados.

Los disfraces son trajes de época del siglo XVII veneciano, como si estuvieran recién salidos de un cuadro de Canaletto.

Durante el Carnaval también se organizan muchos eventos y fiestas, algunas de ellas privadas a las que es difícil asistir sin conocer a alguien. Los precios de las fiestas también suelen ser altos, y una noche puede llegar a costar hasta 500€.

La gran mayoría de los turistas no se disfrazan o se limitan a llevar una máscara o antifaz comprado en las miles de tiendas y puestos callejeros que abundan Venecia.

 

El objetivo de la mayoría de los visitantes es ver Venecia en Carnaval y hacerse fotos con los mejores disfraces. Como excepción, también hemos encontrado parejas y grupos de españoles que han optado por ir y alquilar disfraces de calidad

 

La fiesta de la Befana

 

befana

 

 

En Italia, cada año durante la noche del 5 al 6 de enero, los niños esperan que laBruja Befana llene sus calcetines con dulces y sorpresas; eso sí, sólo para aquéllos que se portaron bien…

La llegada de la Befana, o la Epifaníacomo se la conoce, es una fiesta nacional italiana que nos remonta a una tradición muy antigua, cuyos orígenes nos llevan a la época de los Reyes Magos y su visita al Niño Jesús.

En todas partes de Italia, durante las celebraciones de la Epifanía se organizan diversos eventos, festivales (sagre), obras, conciertos y muestras. Además, el arribo de la Befana es una excelente oportunidad para algún viaje breve o escapada a lugares turísticos cercanos.

La Epifanía representa el cierre de los festejos natalicios que comenzaron en diciembre, el último día de vacaciones y la reapertura de las escuelas.

La Bruja Befana y su historia

Cuenta la leyenda que cuando los Reyes Magos llevaban los presentes para  Niño Jesús, se perdieron en el camino hacia Belén. Desorientados, pidieron ayuda a una anciana, la bruja Befana. Los Reyes le rogaron que los acompañe, pero Befana rechazó el ofrecimiento diciendo que tenía mucho trabajo en su casa.

Poco después la Bruja se arrepintió de su decisión y salió a buscarlos, pero nunca los halló. Decidió entonces entregarle un dulce a cualquier niño que se encontrara con la esperanza de que fuese el Niño Jesús.

Por eso cada 6 de enero la Bruja Befana visita las casas de los niños montada en su escoba, para llenar los calcetines con regalos y caramelos si han sido buenos, o con carbón si se han portado mal.

La cuestión de si es una anciana o una bruja remitiría a origen pagano, pero a diferencia de la “fama mundial” de las brujas que son personas malas la Befana es una bruja buena.

Una hipótesis sobre el origen de esta tradición es la que relaciona la Befana con una fiesta romana que se celebraba al inicio del año en honor a Giano y Strenia donde se intercambiaban regalos.

 

befana2