Inmigracion Italiana

Inmigración italiana

La gran inmigración italiana comienza mayoritariamente a partir del año 1876, y durante los primeros años se da el fenómeno de la inmigración interna, o sea dentro mismo de Europa.

A partir de 1886 comienza la inmigración hacia América mayoritariamente hacia Brasil y la Argentina. Ya en el año 1905 residen en Buenos Aires casi 250 mil italianos. En la ciudad de San Pablo sobre 260 mil habitantes casi la mitad eran italianos.

A inicios del siglo XX, a causa de la crisis económica local el movimiento decrece progresivamente al Sur y aumenta en Norte America. La inmigración por trabajo en los Estados Unidos se intensifica a partir de 1870. En el año 1881 entran a este pasi 11 mil italianos y desde 1896 a 1905 alcanzan a casi 300 mil los inmigrantes de origen italiano.

Se concentran principalmente en las zonas cercanas a los puntos de desembarque como New York, Boston, Philadelphia y New Orleans, y luego se dirigen hacia los grandes centros industriales y ferroviarios como Chicago y San Francisco. Se establecen desarrollando actividades en pequeños negocios como pizzerias, restaurantes y panaderías.

Ademas de Italia hubo una gran inmigración desde otros países de Europa, como Francia, Austria- Hungría, Suiza y Alemania mientras que Gran Bretaña y Bélgica juegan un papel mínimo.

El puerto de Génova fue el que jugó un papel preponderante en la gran inmigración italiana, donde se establecieron importantes compañías de navegación que hicieron de este fenomeno migratorio una importante fuente de ingresos para sus negocios navieros.

Mantenían precios bajos en el costo de los pasajes en detrimento del bienestar de los pasajeros que debían sufrir largas travesías soportando condiciones de hacinamiento y baja calidad en la alimentación.

Lamentablemente pocos registros han quedado de esta época siendo la mayoría destruidos por los conflictos bélicos que sufrió esta zona de Italia durante la Segunda Guerra Mundial.

 

 

 

Inmigracion italiana